Casa Aboy

Casa Aboy, Inc.
Centro Cultural Ramón Aboy Miranda
Galería fotográfica PL 900


Horarios regulares:
Lunes a viernes de 8 A.M. a 2 P.M.
Teléfono - 787-723-7715

Agenda | Misión e historia | Centro Cultural | Galería PL 900 | Contacto y enlaces

Misión

La misión de la Junta de Directores de Casa Aboy es restaurar, administrar, mantener y dar vida a la estructura conocida como Casa Aboy, que fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1989, siendo incluído en el National Register of Historic Sites. El edificio fue cedido a la Corporación mediante un contrato de arrendamiento con su dueño que es la Administración de Terrenos del E.L.A. condicionado a que los fondos fueran recaudados por la Corporación Casa Aboy. Así se hizo y la Casa cerrada en 1986 por un litigio de herencia, fue reabierta en el año 1995 totalmente restaurada.

Para mantener activa la Casa Aboy se ha establecido el Centro Cultural Ramón Aboy Miranda adscrito al Instituto de Cultura Puertorriqueña. Igualmente mantenemos la Galería fotográfica PL 900.

Para ver quiénes somos, vea Contacto.

Historia de la casa

La Casa Aboy es uno de los espacios emblemáticos del sector de Miramar debido a la intensa actividad cultural que allí se ha desplegado desde 1975/1976. Debe su nombre a Ramón Aboy, descendiente de los dueños originales y quien se diera a la tarea de restaurar la estructura para convertirla en un espacio cultural importante con el objetivo de promover, inicialmente, el arte de la fotografía.

La Casa fue diseñada por el arquitecto puertorriqueño Miguel Ferrer en respuesta a los deseos de su dueño original de crear un chalet suizo en el trópico. El diseño está inspirado en el estilo del arquitecto checo radicado en Puerto Rico, Antonin Nechodoma, quien estableció en la isla un estilo tropical de gran popularidad. Sus elementos originales —el piso en madera, las puertas y ventanas en madera y cristal— aún se conservan.
(Fuente: www.vivecultura.com)

Más sobre la historia de la Casa Aboy:

Sobre la remodelación:

Fotos de la Casa Aboy por Olga Reyes.

Almanaque histórico
de Puerto Rico

Sobre la familia Aboy

Ramón Aboy Miranda

Datos biográficos de Ramón "Moncho" Aboy Miranda:

Nació en Río Piedras el 16 de diciembre de 1950, tercero de una familia de 6 hijos habidos en el matrimonio de Gabriel Aboy Ferrer y Rosa Julia Miranda de Aboy.

Hizo sus estudios elementales en el Liceo Puertorriqueño y la Academia del Perpetuo Socorro graduándose de escuela superior en Chechere Academy en Connecticut.

Prosiguió estudios en el Maryland Institute College of Art en Baltimore donde obtiene el Bachillerato en Bellas Artes con concentración en Fotografía Artística.

Regresa a Puerto Rico y en 1972 comienza a enseñar fotografía en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Laboró allí hasta el momento de su muerte.

Expuso sus obras en el Museo de Bellas Artes del Instituto de Cultura (1972), en el Museo de Grabado Latinoamericano (1974), en Pace College, Nueva York (1973), y en el Palacio de Bellas Artes de la República Dominicana. Participó en varias exposiciones colectivas en Puerto Rico y Nueva York.

En 1975 se le ofrece la oportunidad de ir a estudiar su maestría en Europa en la Universidad sin Paredes, auspiciado por el Pratt Institute. Ya en los arreglos finales para el viaje se entera que la casa vieja, donde nació su padre y donde él y sus hermanos se criaron iba a ser demolida por encontrarse abandonada. Enterado de la demolición un 12 de octubre, el día 13 consulta con Don Ricardo Alegría su idea de restaurar la casa y establecer en ella una galería fotográfica, primera en Puerto Rico y en el Caribe. Con el aliento del Dr. Alegría, el día 14 conversa con su familia, proponiéndole la cesión de la propiedad para restaurarla y evitar su demolición. Aceptada la propuesta comenzó de lleno la ardua labor de reparar el inmueble, fumigar, limpiar, pintar, labor que le tomó ocho meses. Ramón recordaba los cuentos que de niño le hacía su abuela acerca de las veladas que se celebraban en la casa. Contaba que según la abuela le narraba hechos de esa época, él podía escuchar la música clásica y las danzas que su tía-abuela Monsita Ferrer, notable pianista y compositora, tocaba en la sala de estar. Era imposible pensar que la derribaran y a evitar eso dedicó su corta existencia.

Moncho Aboy fue un ejemplo de constancia y perseverancia. Su dedicación al desarrollo de la cultura puertorriqueña es altamente valorada por quienes le acompañamos en su jornada. Fue ejemplo además de los más altos valores de la amistad y el amor filial.

Luchador incansable por la libertad de su pueblo, formó parte importante de la directiva del Comité Pro Defensa de la Cultura Puertorriqueña desde 1979 a 1985. Su iniciativa y militancia fue de gran relevancia en esos años de resistencia nacional. La vida de Moncho Aboy no fue nunca fácil. Fueron muchos los obstáculos, y las decepciones que tuvo que salvar. Fueron muchos sus desvelos ante el futuro incierto de su proyecto de vida. Por sus virtudes como ser humano y como hijo de esta Patria, por su lealtad a unos principios que con tanto valor defendió, por su amistad y su gesto de generosidad al compartir su casa con todos nosotros, Moncho Aboy es merecedor de que el Centro Cultural allí establecido desde 1991 lleve su nombre.

Décimas a Ramon Aboy (del 1984) vea antigua página web de la Casa Aboy